Alzamora
candau
Noticias
Notícia
marzo 2017
¿Por qué nunca deberíamos subestimar la importancia del packaging?
El packaging, un elemento clave en la estrategia de negocio para las marcas y las empresas. Comunicación, protección, usabilidad y transporte son algunas de las beneficios que nos aporta.

El packaging es un poderoso elemento para crear imagen de marca y para permitir conectar con los consumidores de una forma rápida. Es el primer impacto que el consumidor recibe de lo que está comprando o de lo que ya ha comprado, no es solo que causa la primera impresión, sino que puede marcar la diferencia y destacar por encima de los competidores.

Los estudios realizados indican que el 75% de los productos de consumo que se ven en el supermercado, no consiguen sus objetivos por usar un packaging inadecuado. Según este estudio, traducido en dinero, supone unas pérdidas de 6 millones de libras esterlinas solo en Reino Unido.

El packaging no es solamente una cuestión de impresiones, también tiene otras utilidades, obligaciones y otras aplicaciones. Un buen packaging lo distingue el propio paquete, es decir, mantiene los productos en buena calidad, permite un transporte higiénico, protege el producto o informa y educa al consumidor, y al mismo tiempo, puede llegar a reducir los costes que asume la marca o empresa.